La importancia de los valores en nuestro proyecto profesional

 

Hoy os traigo en este artículo un tema muy importante y a tener en cuanta a la hora de diseñar vuestro proyecto profesional; son los valores y la prioridad que hacemos de unos y de otros a lo largo de nuestra vida.

 

 

Los valores es algo a lo que damos importancia y en los que nos basamos para tomar decisiones. Son nuestra brújula interior.

Voy a empezar por definiros que son los valores.

 

 

Definición de valores

Los valores son principios que nos permitirán orientar nuestro comportamiento en relación a la meta de realización personal.

Son los principios por los que se rige una persona, grupo o sociedad.

Una persona puede adoptar diferentes valores, como importantes, en función de los momentos que se encuentra en su vida. Cambiar la priorización de nuestra escala de valores en función de nuestra evolución en la vida.

Los valores son subjetivos, pero muchas veces nuestros valores están más alineados a la sociedad en la que vivimos que a lo que subjetivamente pensamos y creemos.

Simon Dolan (en su libro Coaching por Valores) dice: “Los valores son palabras cargadas de significado. Cuando se clasifican y traducen en conductas concretas, en consonancia con nuestros objetivos y compartidos con las personas que nos importan, se convierten en potentes herramientas que nos guían hacia el éxito en la vida de los negocios y en el negocio de la vida”.

Los valores están muy ligados a los comportamientos. Estos son principios que permiten orientar nuestro comportamiento en nuestra vida tanto personal como profesional.

 

“Si no tienes valores te conviertes en un corcho en medio del mar movido por el entorno de las aguas – MujerExpat”.

 

Cada valor tiene en sí una serie de creencias que lo conforman.
Por ejemplo, el valor de la amistad para algunas personas contiene creencias como: hay que aceptar a los amigos como son, es mejor tener pocos amigos y bien avenidos que muchos y con conflictos, los amigos se cuentan con los dedos de la mano, la amistad es un intercambio entre dos personas etc…

Cada persona tiene diferentes creencias sobre el valor de la amistad, en función de la familia, el entorno y la cultura en la que se ha socializado.
Esto es solo un ejemplo, pero cada uno tenemos una lista diferente de creencias para un mismo valor.

Cuando decimos que una persona vive acorde a los valores que son importantes para ella, es que vive respetándolos y actúa en consonancia con ellos.

¿Qué ocurre cuando no hay consonancia entre nuestros valores y lo que hacemos en nuestra vida diaria?

 

Tus valores tienen que estar en consonancia con tus hechos

 

Esto se da mucho en la vida cotidiana, personas que tienen su lista de valores y prioridades y que en el día a día no viven de acuerdo a ello. La situación que se produce es que nunca vas a ser feliz ni vas a estar realizado con lo que haces, porque hay algo dentro de ti, que te dice que lo que estas haciendo y cómo lo estas haciendo no tiene nada que ver con lo que valoras en la vida.

Esto me recuerda a mi vida antes de emprender un negocio. Yo trabajaba por cuenta ajena, y como ya sabes, se produjo un cambio de país en mi vida, y esto trastocó todo mi mundo profesional hasta ese momento.

Después de unos años sin trabajar, me di cuenta que lo que antes tenía como valores principales, algunos de ellos habían bajado en el escalafón de mi lista de valores, y ya no eran tan importantes.

En mi época de asalariada tenia la ambición de ascender y conseguir mejores puestos y oportunidades profesionales, aunque para ello tuviera que sacrificar muchas cosas de mi vida personal.

Era joven. Estaba centrada y enfocada en mi profesión y en liderar mi carrera profesional hacía lo más alto.

Pero, llegó el día en que fui mamá, y en ese momento la vida dió un vuelco total a mis valores y a la escala de prioridades que tenía de ellos.

Es difícil de explicar, igual si eres madre me comprendes. En ese momento, empiezas a valorar mucho más la familia y los hijos. No es que antes no te importara la familia, pero no era prioritaria. La visión de mi mundo era desde el plano exclusivamente profesional.

Yo tenía la creencia de mujer profesional, independiente económicamente, con grandes aspiraciones dentro de la empresa. Trabajaba a tope sin importarme horarios. Valoraba el aprendizaje y sobre todo la equiparación profesional con el mundo masculino. Eran tiempos donde la mujer aun no ocupaba muchos puestos directivos, y eso era una motivación y aspiración para mí y muchas mujeres.

Sigo teniendo esas mismas creencias y los mismos valores como profesional, independiente y líder de mi carrera profesional, pero después de ser madre y cambiar de país, hubo unos años en los que estos valores no fueron importantes para mí, bajaron a los puestos inferiores de la lista.

Pasar unos años fuera del mercado profesional, parar tu carrera por un tiempo porque tienes otras prioridades personales, hace que los valores que tienes en la vida evolucionen, cambien y sean otros.

Si , por ejemplo, mi valor principal es la familia y mis hijos, y no tengo posibilidad de conciliar entre el trabajo y la familia, y tengo un trabajo donde le tengo que dedicar tantas horas que no me permite honrar a ese valor familiar, que tengo como prioritario en mi lista, entonces existe una incongruencia entre lo que valoro y lo que hago.

 

“Tomar decisiones honrando a tus valores te hará ser una persona íntegra, y fiel a quién realmente eres – MujerExpat”.

 

En esta situación se encuentran muchas personas a nivel laboral y personal. No pueden respetar su escala de valores porque el trabajo en la empresa no les permite hacerlo. Y, por otro lado, tomar la decisión de respetar aquello que valoran les puede llevar a tener que poner el freno o incluso hacer un cambio profesional.

Te puedo poner el ejemplo de otro valor, la confianza. Hay muchas personas que priorizan como valor fundamental la confianza en todos los ámbitos de su vida.

Si trabaja en una empresa, donde su jefe no pone ninguna confianza en él, donde siempre esta supervisando su trabajo, está constantemente vigilando lo que hace etc…, esta persona no estará bien, puesto que no podrá pasar por alto, y ni siquiera evadirse de estas acciones de su jefe, porque se encuentra ante un comportamiento que choca con uno de sus valores principales que es la confianza.

 

¿Por qué es importante conocer tu lista de valores cuando estas creando tu proyecto profesional?

 

Algunas de mis clientas a las que acompaño en su desarrollo profesional, y quieren hacer un cambio laboral o de empresa, se dan cuenta en las sesiones de coaching que uno de los problemas que tienen es que lo que ellas valoran chocan completamente con los valores de la organización para la que trabajan o han trabajado.

Por ello, es muy importante trabajar los valores a la hora de diseñar el proyecto profesional, porque nuestros valores van a regir nuestra manera de comportarnos. Nuestros valores tienen unas creencias que nos hacen reafirmarnos en nuestra toma de decisiones. Y para honrar a nuestros valores debemos de llevar una vida acorde con ellos.

Por ejemplo, si para una persona es primordial como valor el respeto al medioambiente, y está en su escala de valores entre los primeros, para esta persona será muy difícil tener una buena sintonía con una empresa que se dedica a eliminar sus residuos contaminando.

Si para una persona uno de sus valores principales es la seguridad en el trabajo, nunca será un perfil para emprender su propio negocio. Ya que tener un negocio propio implica estar más expuesto a la incertidumbre; no hay un salario fijo a final de mes.

De ahí, que es muy importante hacer una lista de los valores que tenemos hoy. Y digo hoy, porque en función de nuestras circunstancias personales, nuestro entorno e incluso nuestro momento vital, algunos de estos valores pueden cambiar en el orden de nuestra escala. Como me ocurrió a mi cuando fui mamá.

Para otras personas un valor principal es tener libertad. Esto conlleva la libertad de gestionar su tiempo, sus proyectos, de no estar sujeto a unos horarios ni aun único lugar de trabajo etc.., en este caso, si esta persona trabaja como un asalariado siempre tendrá esa falta de realización porque se tiene que comportar diariamente en contra de un valor que para él es muy importante.

La libertad es uno de los valores que tengo en mi parte superior de la escala porque además va muy ligado a la conciliación familiar. Por ello, tomé la decisión de trabajar por cuenta propia, aunque no me de tanta seguridad.

Por todo esto es fundamental trabajar nuestros valores dentro de nuestro proyecto profesional. Realizar nuestra lista y ordenarla de mayor a menor importancia.

Nuestros valores van a ser parte fundamental para que nuestra toma de decisiones sea coherente y nos de equilibrio.

 

¿Cómo realizar nuestra lista de valores?

Para saber cuáles son nuestros valores y como afectarán a la toma de decisiones en el diseño de nuestro proyecto profesional, debemos sentarnos a reflexionar y preguntarnos:

1. ¿cómo quiero vivir mi vida?

2. ¿qué es verdaderamente importante para mí?

3. ¿qué es lo que define el éxito en mi vida?

4. ¿con qué cosas te sientes alegre?

5. ¿qué te gustaría que recordaran los demás de ti?

6. ¿qué cosas te proporcionan tranquilidad y paz?

 

De estás preguntas podemos sacar información valiosa en relación a nuestros valores. Una vez que tenemos esa lista de valores (puedes ser 5 por ejemplo), los vamos a ordenar por importancia.
Esta lista irá evolucionando y cambiando según vamos viviendo la vida. Es normal. Pero lo más importante es ser fiel a nuestros valores porque seremos fieles a nuestro corazón.

Te deseo que esa lista te acompañe y pueda estar en concordancia con tu proyecto profesional.

Un abrazo
Ana

Deja un comentario