Recuperar la confianza en tu retorno profesional

Resultado de imagen de emoticonos abatidoPérdida de confianza

Hoy estaba pensando sobre la falta de confianza, que muchas mujeres hemos tenido, después de pasar una larga temporada fuera del mercado laboral.

En muchas ocasiones, la pérdida de un trabajo: bien por un despido, finalización de contrato, o la renuncia laboral por un tiempo en favor del cuidado de los hijos, hace que se produzca una pérdida de confianza en nosotras mismas y en nuestras capacidades.

Esta pérdida de confianza viene acompañada de muchos miedos, y una desvalorización de las competencias y habilidades adquiridas a lo largo de años de profesión.

Identificar los miedos

El miedo se fabrica en nuestro pensamiento. Si piensas que no vas a poder hacer algo, te sentirás mal y terminarás por no hacerlo. Por el contrario, si piensas que puedes hacer algo, te sentirás con la motivación de llevarlo a cabo.

Hay que cambiar la forma de pensar. Es cuestión de trabajar la mentalidad, y esto requiere un buen hábito de pensamientos.

Está claro que trabajar los pensamientos que tenemos y ser consciente de ellos es importante, pero también es fundamental identificar los miedos. Si tienes miedos, averigua de dónde vienen. Para ello, hazte las siguientes preguntas:

Ver las imágenes de origen

 1. ¿Qué quiero realmente?

2. ¿Qué obstáculo/s se interponen en mi camino?

3. ¿Qué me impide afrontar o superar ese obstáculo?

 Los miedos van a llevarte a tener infinidad de dudas, y a no tomar decisiones. Pero llega un momento en la vida que tenemos la necesidad de crecer y avanzar; es entonces, cuando no nos queda otra, que hacernos responsables y asumir riesgos.

El miedo nos quita la libertad, nos vacía la confianza y nos llena de bloqueos. Nos da una visión reducida del mundo. No nos deja ir más allá de dónde nos encontramos. No nos deja soñar, porque soñar es adentrarse en lo desconocido. Y pensar en lo desconocido siempre da miedo. 

Pero me hago la siguiente pregunta: ¿ Por qué tenemos tanto miedo a la desconocido?. La respuesta que me viene a la cabeza, es que lo desconocido nos hace pensar en cosas que no van a salir bien. Nos hace pensar en algo que no tenemos el control, y si no tenemos el control es mejor no arriesgar. Es mejor no dar el paso y entrar.

Pero, ¿ hemos pensado que a lo mejor nos estamos perdiendo algo muy bueno para nosotras?, ¿hemos pensado que puede haber algo positivo, motivante, enriquecedor para nuestra vida detrás de ese mundo desconocido?.

 

Recordar tus momentos de confianza Resultado de imagen de emoticonos ok

Una de las primeras cosas que trabajo con personas que han salido del mundo laboral por diferentes circunstancias, es la falta de confianza en sí mismas, a la hora de lanzarse de nuevo a la búsqueda de empleo o a desarrollar alguna idea o proyecto profesional.

Según pasan los meses, has perdido completamente el ritmo, y la mayoría de las veces no sabes por dónde empezar.

Retomar la confianza solo se puede hacer conociéndote bien. Conociendo al dedillo tus experiencias en las cuales, rebosabas de esa confianza.

Hay un ejercicio muy bueno para esto. Hay que utilizar la memoria.

Coge papel y lápiz, y empieza a escribir todas las experiencias profesionales y personales, positivas, que has tenido. Lístalas.

Toma una a una y trabaja en profundidad todas las tareas que has realizado en cada una de ellas. Si algunas de estas tareas o trabajos que realizaste fueron un éxito, hicieron mejoras en la empresa, mejoras en tu vida o te ayudaron a aprender y progresar, subraya en un color fluorescente aquellas que destacan sobre las demás.

Es un trabajo largo de hacer , pero es importante que atraigas a tu mente, todos las cosas que has sido capaz de hacer y de lograr.

Solo quédate con lo positivo y desecha todo aquello que no te hizo progresar o que no te gusto desarrollar como tarea. Esto no tiene interés para el ejercicio.

 

Experiencia 1

Tareas Logros / Resultados
   
   
   
   

 

Valorar todos estos logros, te hará tener una imagen muy diferente de la que tienes ahora. Te hará creer en ti misma y tener fe.

No somos conscientes de todos los recursos internos que tenemos, por una falta de autoconocimiento y desarrollo personal.

Lo repito muchísimo en todas mis sesiones de acompañamiento, hay que parar, hay que bucear y hay que construir desde dentro, para que salga lo mejor de ti al mundo.

 

Resultado de imagen de emoticonos me abrazoRecordar quién eres tú

Enlazando con el autoconocimiento y desarrollo personal, trabajar la imagen que tienes de ti misma, y encontrarte con “quién eres” , es fundamental para aumentar la confianza y desarrollar tus fortalezas y talentos. 

 Para ello, te voy a pedir que hagas el siguiente ejercicio.

Como en todos los ejercicios prácticos de autoconocimiento, necesitas un tiempo de reflexión a solas, y tomarte muy en serio todo lo que escribas.

 Empieza a escribir una lista de cualidades personales, comenzando con la frase:

 “Yo soy…..”

 Una vez terminada esta lista, enséñasela a personas de confianza, que te conozcan bien y que te quieran también. Verás confirmado, que lo que has puesto en esa lista corresponde realmente con lo que eres. Sé muy sincera contigo.

 Cuando yo hice este ejercicio, al primero que se lo enseñé fue a mi pareja. Y su respuesta fue: “Ésta eres tú”.  Guardo con gran cariño este ejercicio, y lo tengo muy presenta para recordarme: QUIÉN SOY.

Si no se te ocurre una idea de cualidades personales, aquí te adjunto un pdf con algunas de ellas, para que puedas realizar el ejercicio más fácilmente.

cuadro-de-caracteristicas-personales

 

Rodearte de personas que sueñan que todo es posible

Un entorno positivo, con personas con una gran confianza,  que estén llenas de proyectos personales o profesionales. Estas personas son las que tienes que tener a tu lado.

Personas que se marcan objetivos diariamente, y que superan el miedo, probando, haciendo, aprendiendo, cayéndose y levantándose.

Las personas que tienen una dosis alta de confianza se mantienen fieles a sus propósitos , a perseverar y a trabajar para crear las condiciones y circunstancias que favorezcan la aparición de aquello que persiguen.

Son personas que tienen una actitud positiva ante las experiencias que viven. Tienen un compromiso con todo lo que hacen y con su entorno. Y si tienen una adversidad o problema, se cuestionan en que medida ha contribuido en esa situación, y no dudan en actuar en consecuencia.

Personas que te inspiren energía, motivación y ganas de comerse el mundo.

Esas personas que sueñan que todo es posible como cuando eran niños.

Y con la frase de todo es posible, os dejo este bello poema de Alviz Neleb

 

Rendirse no es respuesta a lo presente,
es un salir del paso apurado y libremente;
es negar paso a la inteligencia, la gallardía
y abrirle puertas al triunfo en la cobardía.
Todo es posible… y quien diga que no de forma loca
es porque, ni se atreve y se equivoca.
Sino entonces, dime: ¿no eres de la esfera oriundo?
porque, sino resuelves; – Qué haces en este mundo?
Quizás por darte vida, solo la tierra eso te cobra
y si te aflojas…, No sientes que estás de sobra?
Aparta esa tembladera y realiza hasta lo increíble;
con tus ganas verás que si, de que todo es posible;
toma tu calma, no desesperes, analiza con paciencia
verás que rindes honores, tú mismo a tu inteligencia.
Olvida esa palabra de detenerse o parar,
lucha! – pelea! – avanza! – nunca te dejes ganar.
Todo es posible y si no, pregúntate cada día
cómo ha avanzado el mundo y… cómo estás aquí todavía..

Si quieres recibir más artículos como éste y ejercicios prácticos, 

Suscríbete a mi Newsletter 

 Nos vemos en el próximo post

Con gran cariño de una Expat 😉

 

4 comentarios en “Recuperar la confianza en tu retorno profesional”

  1. Gracias por los consejos, Ana. Esta noche, en cuanto acueste a las peques me pongo a reflexionar y a listar esas cualidades de mi personalidad. Seguro que me ayuda en mi aventura particular.

    Responder
    • Claro que si. Yo aconsejo aquello que he hecho y he experimentado. Y a mi, me sirvió y ayudo muchísimo.

      Responder
  2. Los miedos nos impiden disipar la neblina y nos esconden lo desconocido. No nos damos cuenta de que ese mundo desconocido puede ser incluso un paraiso. Hay que levantarse, dar un primer paso y despejar nuestras dudas avanzando. Y hay que recordar que siempre habrá una ventana abierta para aquel que se atreve.

    Responder
    • Has dado en el clavo Salud. No dejemos de abrir ventanas, porque igual nos perdemos ese paraiso del que hablas.
      Que el miedo no nos paralice y nos genere dudas;y que no nos permita cumplir nuestros sueños y deseos, por no dar el paso.

      Responder

Deja un comentario