Poner creatividad en los momentos de crisis

 

 

Existen épocas de incertidumbre, crisis, soledad ante los problemas, desesperación en cada esquina porque no sabemos la manera de afrontar el presente y el futuro que tenemos por delante.

Pero abrir la puerta a la desesperación ni es la mejor solución ni la mejor compañera. Ella nos nubla la visión racional y nos despierta la emoción del miedo, generándonos mucha angustia y ansiedad.

Por ello, no es fácil planificar ninguna búsqueda de empleo, ni cambio profesional o cambio de empresa, si estamos acompañados por la desesperación.

A veces tenemos que ser flexibles en nuestros planes y aceptar algunos momentos, para poder comprender y analizar desde la calma cuáles serán nuestros próximos pasos.

Con ello no quiero decir que renunciemos y nos dejemos llevar por la situación de crisis económica y sanitaria del momento. Todo lo contrario, tenemos que seguir trabajando hacia nuestros objetivos, en la búsqueda de empleo y en los cambios profesionales que queramos hacer.

 

Una estrategia diferente

Necesitamos una  estrategia diferente. De primeras, no podemos asfixiarnos porque no conseguimos alcanzar el objetivo en la fecha que pensábamos. No podemos desanimarnos porque no nos salen las cuentas a final de mes; esto va a generar tal angustia que no nos dejará pensar en una solución creativa.

Sí, porque ahora la mejor estrategia es la creatividad. Y no lo digo desde la ingenuidad de un niño, lo digo desde el pensamiento de buscarse la vida de tal manera que los problemas no nos puedan vencer.

 

 

Los problemas solo nos vencen cuando nuestra actitud no está a la máxima potencia. Se nos agota la imaginación, porque en el mundo del bienestar tenemos las cosas muy fáciles. No necesitamos andar kilómetros para tener agua o crearnos nuestras propias cabañas para resguardarnos del frio.

Recuerdo cuando eran niña, que no había tanta oportunidad de juguetes ni muchas cosas. Pero no importaba, teníamos una maravillosa imaginación para crear el mejor de los juegos con el que podíamos pasar horas.

Hoy no es así, nuestros niños tienen exceso de todo y se aburren de todo.

 

“La imaginación es el principio de la creación.  Imaginas lo que deseas, persigues lo que imaginas y finalmente, creas lo que persigues”. George Bernard Shaw

Imaginábamos un juego y al final terminábamos construyendo algo parecido.

Pues esto no es muy diferente de lo que podemos hacer en momentos de crisis, donde faltan algunas de las cosas que nos mantienen en el bienestar. Poner nuestra imaginación al servicio de la creatividad para encontrar nuevos caminos y retos.

No podemos estar esperando a que la solución exclusivamente venga desde fuera. No podemos caer en la desidia ni el pesimismo de la queja, donde todo lo de fuera tiene la culpa de nuestras desdichas y problemas.

Hay situaciones difíciles como el estancamiento del mercado laboral, la falta de ofertas de empleo, el aumento del desempleo, el cierre de muchos autónomos por falta de ventas…,

Pero ¿por qué otras personas tiran para delante con las mismas circunstancias externas?

Es una pregunta que nos debemos hacer cuando se instala en nuestra mente el pensamiento de catástrofe y de situación difícil de superar.

Quizás estas personas han decidido no quedarse parados, han decidido pensar en su próximo paso. También puede ser que por el momento sigan donde están, pero planificando su cambio en cuanto la situación mejore un poco. Puede ser que aprovechen el tiempo para aprender y prepararse, para de este modo, adaptarse a los cambios que se estén produciendo en el mercado profesional….

En definitiva, buscan maneras de no conformarse a corto o largo plazo, con lo que les está ofreciendo la coyuntura económica y social.

 

Emprender en todos los ámbitos de nuestra vida

desarrollando la creatividad

 

El mundo va a una velocidad sin freno, pero hay crisis que nos pueden frenar en seco. Esta frenada nos tiene que servir para pensar que hemos estado haciendo hasta ahora y que es lo que nos gustaría hacer a partir de este punto.

Emprender es obligación de cada uno de nosotros cuando las cosas no van bien. Emprender en nuestra profesión, emprender en nuestro aprendizaje, emprender en nuestra economía, emprender en el desarrollo de nuestros talentos, emprender en dar a los demás aquello que necesitan porque esto al final siempre volverá a nosotros.

Emprender de manera creativa, para no mantenernos en la vieja rutina, esa que no nos ayuda cuando el mundo se tambaleo bajo nuestros pies.

Cada día escuchamos a muchos adultos que dicen: “me falta creatividad”. “No soy creativo, nunca lo he sido”, “la creatividad es para los artistas”.

Pues según, Carlos Luna, experto en Creatividad Estratégica, podemos desarrollar la creatividad y aplicarla en nuestra vida diaria y también en la búsqueda de soluciones.

Él nos habla de entrenar la creatividad de dentro hacía fuera y de fuera hacía dentro.

De dentro hacía fuera trabajando el pensamiento creativo con la unión de cosas, asociando conceptos que aparentemente no tengan nada que ver para ir entrenando el pensamiento, trabajar las relaciones entre cosas que nos puede parecer imposibles.

De fuera hacia dentro nos da tres consejos:

  1. Salir de la caja: Leer mucho, no siempre de lo que apetece, sino lecturas de temas que no apetecen tanto, o que son novedosas para nosotros. Salirse de la caja significa leer y llenarse de nuevas cosas, de nuevos estímulos, nuevos contenidos… para poder hacer nuevas conexiones.
  2. Cambiar rutinas en el día a día. Cosas y rutinas que haces diariamente de la misma manera, de forma automática, Carlos Luna nos anima a cambiar la manera de hacerlas. Aunque parezca algo tonto, desde cambiar la ruta para ir al trabajo, lavarte los dientes con la otra mano, por ejemplo. Estamos siempre recibiendo los mismos estímulos porque hacemos las cosas en automático. Necesitamos que nuestro cerebro reciba nuevos estímulos que ayudan a crear nuevas conexiones, y de este modo no estaremos en la monotonía del pensamiento.
  3. Quitarnos el juicio. El juicio es un bloqueo fundamental a la hora de producir nuevas ideas. Ideas como: “esto no va a funcionar”, “esto seguro que ya lo han hecho”, “esto seguro que es demasiado caro” …,

Hay que empezar matando a:” seguro que…”

 

“Si buscas resultados distintos no hagas siempre lo mismo”

Albert Einstein

 

Innovación y mejora continua

 

No hay que esperar a momentos de crisis e incertidumbre para desarrollar la innovación en nuestra vida.

Tenemos que articular procesos de innovación y mejora continua como profesionales, creando nuevas ofertas para ofrecer a esas empresas que nos necesitan. A empresas que necesitan nuevos servicios y productos.

No estoy hablando solamente del profesional autónomo que tiene su empresa. Hablo también de los profesionales por cuenta ajena que tiene que ofrecer nuevas propuestas de valor, nuevas soluciones, nuevas maneras de trabajar y nuevas ideas a las empresas para las que trabajan o en las que les gustarían trabajar.

Prepararnos una entrevista de trabajo o la presentación de nuestros productos a un cliente de manera creativa. Las personas que están al otro lado pueden ver siempre las mismas palabras, ideas y maneras de presentarnos como profesionales. Quizás debemos pensar creativamente como afrontar estas pruebas de una manera personal, autentica y con un toque distinto. Solo nosotros como individuos podemos crear situaciones diferentes a lo que siempre se hace.

 

“Los humanos necesitamos estabilidad. Pero demasiada estabilidad puede significar que hemos renunciado a utilizar nuestras capacidades, nuestra creatividad, que nos encerramos en un papel y en un guion que aprendimos en la infancia y que tal vez no nos hace felices. No seas un esclavo sin saberlo. Cuestiona cómo vives, lo que eres y cómo te relacionas con el resto del mundo. Escribe tu propio guion y reinvéntate.”

Elsa Punset

Profundas palabras de Elsa Punset para meditar y analizar cuál es el guion que estamos escribiendo de nuestra vida, y cuál nos gustaría escribir.

 

Os dejo con un video muy inspirador de una conferencia TEDX donde nos muestran que tenemos que hacer cosas diferentes para tener resultados diferentes. Tener nuevos inputs mirando, observando, escuchando, teniendo relaciones y conexiones personales. Abrirnos a nuevos campos e ideas para transformar nuestra realidad.

 

https://www.youtube.com/watch?v=-JQrfEXTUnA

 

Un abrazo

Ana

Deja un comentario