Cambio profesional: Nueva estrategia en momentos de crisis

 

 

 

Hay momentos de crisis, como la vivida por la situación de Covid-19, donde muchas personas han perdido sus puestos de trabajo, otras se encuentran en situación de Ertes (desempleo temporal) y otras se encuentran con más dificultades a la hora de seguir su búsqueda de empleo y cambio profesional.

Cuando hay pocas ofertas de empleo y un aumento del desempleo, las posibilidades son menores y por ello hay que buscar otras estrategias para poder seguir trabajando en nuestro objetivo, encontrar un empleo, cambiar de área, sector o empresa.

Hay personas que en estos momentos necesitan un puesto de trabajo con el objetivo de pagar facturas, de sostener económicamente a su familia y de sacar un poco la cabeza del agua. No están en una situación de elegir y esperar a encontrar ese trabajo que les realice profesionalmente. De momento, buscan uno para subsistir, pero no deberían de tirar la toalla en encontrar ese trabajo que les pueda realizar profesionalmente y les guste.

Otras personas si tienen un colchón financiero, han hecho sus cálculos de hasta cuanto tiempo pueden estar sin trabajar, y pueden crear un plan de búsqueda de oportunidades a medio o largo plazo.

 

¿Qué podemos hacer si hay pocas ofertas

y el mercado laboral está parado? 

Lo primero, es asegurarnos que esto es cierto. Que lo que se cuenta podemos constatarlo, ya que el runrún de la información colectiva muchas veces no lleva tanta verdad. Para ello, tenemos que informarnos por otras fuentes, que no sean las que escuchamos al vecino o lo que se habla en mi club social. Debemos de revisar las informaciones sobre empresas, sectores, revisar la prensa especializada y los portales de empleo.

 

También muchas de las ofertas de trabajo no salen a la luz. Es lo que los expertos llaman el mercado oculto. Este mercado oculto no es conocido por todos, ni se da promoción en los portales de empleo y redes profesionales.

Los datos oficiales dicen, que aproximadamente entre el 75% y 80% de las ofertas de empleo no son publicadas en los portales oficiales de empleo y redes profesionales.

Las empresas prefieren no dar publicidad a determinadas ofertas, y prefieren cubrirlas acudiendo a sus propias fuentes de reclutamiento, bases de datos, intermediarios o referencias de personas de confianza, según un estudio de Lee Hecht Harrison, división del Grupo Adecco.

Os dejo el informe en pdf por si le queréis echar un vistazo. Es de 2017, pero la información que ofrece nos pueda dar una visión de que es esto del mercado oculto.

Mercado oculto en España Informe Adecco

Está claro que ante el panorama de la bajada de ofertas de trabajo y un mercado laboral oculto accesible para unos pocos, ¿qué es lo que podemos hacer?

Pues yo creo que no debemos de pararnos y conformarnos con enviar nuestro CV a aquellas pocas ofertas que salen a la luz. Justamente, es el momento de no pararnos y de trabajar mucho más en la estrategia de búsqueda de empleo y oportunidades profesionales.

La estrategia no puede seguir siendo la de solo mirar las pocas ofertas visibles que hay.

Es el momento de darnos más visibilidad nosotros y de hacer más contactos.

Con muchas de mis clientas que están en búsqueda de empleo, trabajamos más que nunca el proyecto profesional, las candidaturas espontaneas y la red de contactos.

 

Es el momento de ponernos manos a la obra

 

  1. Trabajar en QUÉ es lo que quieres, CÓMO lo quieres, y DÓNDE quieres trabajar te ayudará a trazar tu plan con un objetivo y una dirección a seguir.

 

  1. Trabajar en TI. Quién eres como profesional, que propuesta de valor ofreces, que soluciones, que competencias, habilidades y cualidades tienes, y cómo las vas a mostrar. Que resultados y logros has conseguido a lo largo de tus años como profesional.

 

  1. Trabaja en crear tu perfil profesional. Qué vas a contar sobre ti y cómo lo vas a contar. Escribe tu historia, escribe tu propuesta profesional, escribe tus fortalezas, escribe tus cualidades personales, toda la información que conforma tu YO SOY.

Es el momento de saber quién eres y que ofreces.

  1. Es el momento, de ofrecer tus servicios profesionales a empresas y a otros profesionales, aunque ahora mismo no tengan huecos entre sus filas. Pero cuando llegue ese momento, tu estarás ahí. Ya te conocen. Te conocen de una manera más personal. Has llegado por otra vía diferente a la de enviar un CV a través de una oferta de empleo.

 

  1. Para ello, tienes que trabajar los contactos. Es el momento de crear nuestra red de contacto y seguridad. Esa que, llegado el momento, te va a dar visibilidad porque tiene confianza en ti, porque te conoce y sabe cómo eres.

 

Según el informe de Adecco, el 52% de los trabajadores que se recolocan lo hacen a través de su red de contactos. Las empresas valoran mucho las referencias positivas y prefieren contratar a candidatos que vengan recomendados por alguien de confianza.

Las empresas se decantan a menudo por profesionales con los que ya han tenido algún contacto, o de los que tienen alguna referencia. Podemos ampliar nuestra red colaborando en actividades o proyectos empresariales, reuniéndonos con otros profesionales, participando en eventos y actividades de nuestro sector, o creando y compartiendo contenidos en los grupos profesionales de las redes sociales.

Por tanto, lo primero es hacer una profunda búsqueda de todos los foros y Asociaciones de profesionales de tu sector. Agendas de Eventos y actividades.

 

¿Cómo hacer contactos profesionales?

Me gusta mucho como lo cuentan Francisco Alcaide y Laura Chica en su libro “Tu Futuro es Hoy. 40 claves para crear tu destino”. Y me gustaría resumiros los nueve puntos que ellos aconsejan como claves para hacer buenos contactos profesionales.

  1. El Networking se construye con mucha generosidad. El Networking no es conseguir el máximo de contactos en mi beneficio. Todo lo contrario, es ayudar a los demás. Hacer un favor no es una obligación si no una oportunidad. Haz favores y no los lleves en cuenta. No esperes nada a cambio. Ofrece tu tiempo y tu generosidad a ayudar a los demás. La generosidad te dará siempre cosas buenas y fomentará relaciones fuertes, dónde ayudarás a que los demás consigan sus metas y ellos te ayudarán cuando tú lo necesites. 
  2. El Networking se trabaja cuando no hace falta. No es bueno establecer relaciones cuando necesitamos algo o estamos desesperados. El mejor momento es cuando no lo necesitas. De lo contrario puede dar la sensación de ser una persona que se mueve exclusivamente por interés, y nos lleva a movernos por la ansiedad para recuperar el tiempo perdido. Las prisas pueden llevar a poner en un compromiso a otras personas forzando que se rompan las relaciones.
  3. El Networking es mostrar aprecio sincero por los demás. Interésate por los demás para ser interesante tú. Haz sentir importante a la gente. El autor Dale Carnegie (Cómo ganar amigos e influir sobre las personas) dice: “El deseo más profundo del ser humano es el anhelo de ser apreciado y sentirse importante”. En tus relaciones tienes que tener en cuenta: recordar el nombre de las personas, no criticar, no quejarse, saludar primero y pon pasión a la charla y la escucha. Escuchar es una habilidad esencial para hacer contactos. Tienes un reconocimiento hacia el otro, y además, si conoces las necesidades, intereses y pasiones de una persona, puedes conectar mucho mejor con ella y formar parte de su vida. No utilices la indiferencia con la gente.
  4. El Networking funciona con confianza. Las relaciones se tienen que basar en confianza para que duren en el tiempo. Haz amigos antes que negocios. Primero hazte querer y segundo véndete bien. La confianza se consigue con el tiempo. No hay nada fundamental para un buen negocio que el establecimiento de relaciones duraderas. Tratar con gente conocida y de tu agrado.
  5. El Networking requiere un seguimiento. Hay que mantener las relaciones. Estar en contacto. Cuando conozcas a alguien haz el esfuerzo de que no quedes en el olvido. Debes esforzarte por permanecer visible y activo en tu red de amistades y contactos. Si no mantienes esto, el Networking será un fracaso.
  6. El Networking está en la sintonía de aportar valor. No se trata de acumular tarjetas de visita, ir de un evento a otro. Esto no sirve de mucho. Hay que sacarle partido. Y como he dicho anteriormente, el Networking es generosidad, de ahí, que te preguntes “que puedo ofrecer yo”. Pregúntate qué puedes hacer por los demás para que les vaya mejor.
  7. El Networking se basa en el interés común. La pasión compartida une a la gente. Hay que fomentar las relaciones no solo en el trabajo a nivel profesional, si no también fuera de él. En un ambiente relajado la gente se muestra más y se pueden llegar a conocer mejor. Cada persona que conoces es una oportunidad para ayudar y ser ayudado.
  8. El Networking exige una disciplina y un método. Su utilización tiene que llevar una estrategia detrás. A quién contactar, cuándo, cómo…esto no se debe dejar al azar. La experiencia te hace tener fluidez, pero es importante tener un método de cómo actuar con tus relaciones personales. Y este método tiene que venir acompañado de una disciplina.
  9. El Networking funciona cuanto más lo usas. No temas poner tus contactos al servicio de otras personas. Las personas inseguras siempre temen la pérdida de poder, actúan a la defensiva, protegiéndose, como si al poner su red de contactos en beneficio de otros pudiesen arrebatárselos. En realidad, es justo todo lo contrario, pero hay que tener amplitud de miras para poder apreciar esto.

 

Puedo aseguraros, que todos estos conocimientos puestos en práctica me han ayudado muchísimo a hacer crecer mi red de contactos. Gracias a esa red, he podido ayudar a otras personas en su búsqueda profesional. Al final, es “una cadena de favores” donde todos ganamos, desde la generosidad y la ayuda.

Hay que perder esa imagen de “contactos=enchufe=pucherazo”. El Networking bien utilizado hace que compartamos propuestas de valor, relaciones de confianza, conectar con empatía, y todo desde la generosidad. Lo otro es una mala utilización de los demás solo por interés.

Espero que os haya podido aportar valor y que sigamos en contacto.

Un abrazo

Ana

 

 

Deja un comentario