Como hacer tu Networking en el extranjero

 

Dificultad para hacer contactos

 

En mis diferentes conversaciones con personas expatriadas que acompaño en su búsqueda de empleo o en su desarrollo profesional, uno de los mayores problemas que encontramos, es el grupo tan reducido de personas con las que nos relacionamos, y la enorme dificultad para ampliar ese grupo.

Entrar en contacto con personas cuando acabas de aterrizar en un país es difícil pero no imposible. Y es fundamental para poder realizar una buena estrategia en tu búsqueda de empleo y en el éxito del desarrollo de tu proyecto profesional.

Conocer gente es parte de tu adaptación e integración al país, pero también será un apoyo en momentos de necesidad. En la vida, para conseguir tus objetivos, no solo te basta con tus conocimientos, talentos, herramientas y capacidad de trabajo. También necesitas de personas que te ayuden, y al mismo tiempo ofrecer también tu ayuda. 

Personas que han triunfado en sus negocios o han desarrollado una carrera profesional fructífera, se han rodeado de una buena red social y profesional. Es no solo un intercambio de ayuda, también de información y oportunidades.

Es cierto que al principio cuando llegas, tener ayuda y apoyo de otros expatriados o extranjeros facilita mucho el ajuste a un país desconocido. Existen muchos foros de expatriados en los que te puedes inscribir, e incluso grupos de Facebook de tu nuevo país. En este tipo de comunidades y foros encontrarás personas que han pasado por el mismo proceso de adaptación que tú vas a vivir, y podrán darte muchos consejos útiles y evitarte posibles malos tragos. 

Pero no puede quedar todo aquí, es un gran error emigrar a un país extranjero y aislarse en una comunidad de expatriados exclusivamente; sobre todo, si una de tus metas es buscar un trabajo o desarrollarte profesionalmente. 

Hacer amigos locales es una gran manera de integrarse mejor en la sociedad y la vida del país, aunque siempre hay que ser selectivo y saber rodearse de gente adecuada, con la que os podáis aportar un gran valor mutuamente.

Para ello es muy importante participar en la vida activa de la ciudad o pueblo dónde vives. En centros sociales, culturales, deportivos. El mundo de las Asociaciones también es muy activo y te permite no solo hacer un trabajo de voluntariado, si no también conocer mucha gente. Y en todo esto, hay un doble ingrediente: conocer gente y practicar el idioma local.

Mercado de trabajo y Networking

Os voy a explicar cómo funciona un poco el mercado de trabajo y el por qué de la necesidad de realizar una red de contactos, cuanto más amplia mejor. 

Esto aplica a cualquier país, ya que hoy en día, todos los Mercados de Trabajo, y también en el mundo de los emprendedores, funcionan de la misma manera. 

Existe lo que se llama el Mercado Visible y el Mercado Oculto.

Mercado Visible: son todas las ofertas de empleo que se publican en los diferentes portales de empleo. Estas solo representan el 25% de las oportunidades laborales que el Mercado te puede ofrecer.

Mercado Oculto: El resto de vacantes que no se ofrecen en el Mercado anterior. El 75% de las ofertas. Es un mercado más activo que el primero, y se mueve a través de Red de Contactos, Intermediarios.

 

 

Piensa en el mercado de trabajo como un iceberg, en el que la parte visible representa las ofertas que se hacen públicas a través de anuncios, portales, convocatorias, etc., y son accesibles a la población en su conjunto; y la parte sumergida, mucho mayor que la primera, abarca todas esas vacantes ocultas que se cubren por otras vías, y son imperceptibles para gran parte de la población, especialmente para las personas en desempleo. 

Debido a esta situación de Mercado Laboral, el expatriado tiene mucha dificultad para abrirse camino dentro de él, porque una buen parte de este mercado se mueve a través de la red de contactos.

 

Por qué el Networking o Red de Contactos

 

 

Las empresas se decantan a menudo por profesionales con los que ya han tenido algún contacto, o de los que tienen alguna referencia. Podemos ampliar nuestra red colaborando en actividades o proyectos empresariales, reuniéndonos con otros profesionales, participando en eventos y actividades de nuestro sector, o creando y compartiendo contenidos en los grupos profesionales de las redes sociales. 

Por tanto, lo primero es hacer una profunda búsqueda de todos los foros y Asociaciones de profesionales de tu sector. Agendas de Eventos y actividades. Participación activa en redes sociales profesionales (LinkedIn, Facebook – grupos profesionales, Xing, Viadeo…).

Las Redes Sociales bien utilizadas generan muchas ventajas: 

    Saber quién se ha interesado por nuestro perfil. Como estrategia de comunicación para una empresa, marca o institución, ofrecen un potencial más que interesante. Otro día analizaremos esto con más detalle en un post específico.

    Crear y/o participar en foros de temáticas muy distintas.

    Seguir a empresas o a otros profesionales.

    Recomendar a amigos y pedir recomendaciones.

    Inscribirse a ofertas de empleo que la propia red nos sugiere, atendiendo a nuestro perfil profesional…

       Crear insignias para insertarlas en nuestra página personal…

       Recomendar artículos.

     Recibir y enviar mensajes privados. 

Muchos usuarios encuentran en las redes sociales una oportunidad para darse a conocer profesionalmente. Una oportunidad para encontrar un puesto de trabajo o encontrar colaboradores profesionales. Por tanto, sirven tanto para la búsqueda de empleo por cuenta ajena como para el desarrollo como profesional independiente.

 

Cómo practicar el Networking

 

Según Francisco Alcaide y Laura Chica en su libro: “Tu Futuro es Hoy. 46 Claves para crear tu destino”, las habilidades de Networking se pueden aprender, y se basan en una serie de hábitos que hay que desarrollar practicándolos. 

Os paso a hacer un pequeño resumen. Estas serían las recomendaciones que nos dan: 

1. El Networking se construye con mucha generosidad.  El Networking no es conseguir el máximo de contactos en mi beneficio. Todo lo contrario, es ayudar a los demás. Hacer un favor no es una obligación si no una oportunidad. Haz favores y no los lleves en cuenta. No esperes nada a cambio. Ofrece tu tiempo y tu generosidad a ayudar a los demás. La generosidad te dará siempre cosas buenas y fomentará relaciones fuertes, dónde ayudarás a que los demás consigan sus metas y ellos te ayudarán cuando tú lo necesites. 

2. El Networking se trabaja cuando no hace falta. No es bueno establecer relaciones cuando necesitamos algo o estamos desesperados. El mejor momento es cuando no lo necesitas. De lo contrario puede dar la sensación de ser una persona que se mueve exclusivamente por interés, y nos lleva a movernos por la ansiedad para recuperar el tiempo perdido. Las prisas pueden llevar a poner en un compromiso a otras personas forzando que se rompan las relaciones.

3. El Networking es mostrar aprecio sincero por los demás. Interésate por los demás para ser interesante tú. Haz sentir importante a la gente. El autor Dale Carnegie (Cómo ganar amigos e influir sobre las personas) dice: “El deseo más profundo del ser humano es el anhelo de ser apreciado y sentirse importante”. En tus relaciones tienes que tener en cuenta: recordar el nombre de las personas, no criticar, no quejarse, saludar primero y pon pasión a la charla y la escucha. Escuchar es una habilidad esencial para hacer contactos. Tienes un reconocimiento hacia el otro, y además, si conoces las necesidades, intereses y pasiones de una persona, puedes conectar mucho mejor con ella y formar parte de su vida. No utilices la indiferencia con la gente. 

4. El Networking funciona con confianza. Las relaciones se tienen que basar en confianza para que duren en el tiempo. Haz amigos antes que negocios. Primero hazte querer y segundo véndete bien. La confianza se consigue con el tiempo. No hay nada fundamental para un buen negocio que el establecimiento de relaciones duraderas. Tratar con gente conocida y de tu agrado.

5. El Networking requiere un seguimiento. Hay que mantener las relaciones. Estar en contacto. Cuando conozcas a alguien haz el esfuerzo de que no quedes en el olvido. Debes esforzarte por permanecer visible y activo en tu red de amistades y contactos. Si no mantienes esto, el Networking será un fracaso. 

6. El Networking está en la sintonía de aportar valor. No se trata de acumular tarjetas de visita, ir de un evento a otro. Esto no sirve de mucho. Hay que sacarle partido. Y como he dicho anteriormente, el Networking es generosidad, de ahí, que te preguntes “que puedo ofrecer yo”. Pregúntate qué puedes hacer por los demás para que les vaya mejor.

7. El Networking se basa en el interés común. La pasión compartida une a la gente. Hay que fomentar las relaciones no solo en el trabajo a nivel profesional, si no también fuera de él. En un ambiente relajado la gente se muestra más y se pueden llegar a conocer mejor. Cada persona que conoces es una oportunidad para ayudar y ser ayudado. 

8. El Networking exige una disciplina y un método. Su utilización tiene que llevar una estrategia detrás. A quién contactar, cuándo, cómo…esto no se debe dejar al azar. La experiencia te hace tener fluidez, pero es importante tener un método de cómo actuar con tus relaciones personales. Y este método tiene que venir acompañado de una disciplina. 

9. El Networking funciona cuanto más lo usas. No temas poner tus contactos al servicio de otras personas. Las personas inseguras siempre temen la pérdida de poder, actúan a la defensiva, protegiéndose, como si al poner su red de contactos en beneficio de otros pudiesen arrebatárselos. En realidad es justo todo lo contrario, pero hay que tener amplitud de miras para poder apreciar esto. 

Puedo aseguraros, que todos estos conocimientos puestos en práctica, me han ayudado muchísimo a hacer crecer mi red de contactos. Gracias a esa red, he podido ayudar a otras personas en su búsqueda profesional. Al final, es “una cadena de favores” dónde todos ganamos, desde la generosidad y la ayuda.

Hay que perder esa imagen de “contactos=enchufe=pucherazo”. El Networking bien utilizado hace que compartamos propuestas de valor, relaciones de confianza, conectar con empatía, y todo desde la generosidad. Lo otro es una mala utilización de los demás solo por interés.

Espero que os haya podido aportar valor y que sigamos en contacto. 

Con gran cariño de una Expat 😉  

2 comentarios en “Como hacer tu Networking en el extranjero”

  1. Gracias Ana por este excelente artículo. Me sentí totalmente identificada. Como tú pienso que las relaciones comienzan con dos acciones que son parate de mi esencia: Dar y Agradecer. Cuando uno las convierte parte de nuestra esencia, ambas son poderosas herramientas para conectar. Gracias otra vez por compartir tus reflexiones y experiencias. Saludos Yoly

    Responder
    • Muchísimas gracias Yolanda.
      Efectivamente las relaciones empiezan primero por dar. Y dar sin esperar nada a cambio. Si partes de esta premisa, la manera de entablar un contacto o relación va a ser muy distinta, no va a mostrar tintes de solo el interés de ganar en esa relación.
      Y en segundo lugar, agradecer. Hoy en día se esta perdiendo el agradecimiento, y es una de las acciones más potentes para hacer relaciones y conexiones duraderas.

      Responder

Deja un comentario