Búsqueda de empleo: Creer en ti y en tus capacidades para convencer

 

Hoy es de esos días en los que me siento orgullosa y feliz con el trabajo que hago.
Una de mis clientas ha comenzado a trabajar hace una semana en una gran empresa, en un puesto que era el que quería, y aunque es un contrato por 6 meses con posibilidades de quedarse indefinida después, ella está feliz y casi no se lo puede creer.

Yo estoy igual de feliz que ella, por que siempre creí en ella. En sus capacidades, en su perfil profesional y en todo el valor que podía aportar en cualquier empresa que estuviera dispuesta a darle una oportunidad.

No ha sido fácil. Rondando la cincuentena y además en un país en el que es extranjera. Tenía dos barreras muy grandes a saltar. Es cierto, que maneja de manera bilingüe el idioma del país, pero, aun así, no lo ha tenido fácil.
Cuando yo la conocí llevaba bastante tiempo en búsqueda de empleo, y no había tenido casi entrevistas. Se sentía completamente desmotivada y con la autoestima por los suelos. Había dejado de creer en ella.

Esto es uno de los principales motivos por los que una persona de edad madura, muchas veces está a punto de tirar la toalla. Es la sensación de haber trabajado toda una vida, haber aprendido y adquirido una experiencia durante años, y encontrarte con una negativa detrás de otra, en muchos casos por el prejuicio de la edad.

Con mi clienta, no solo le dimos una vuelta a su CV, que es cierto que había que mejorarlo, si no que trabajé con ella la motivación y autoestima para seguir en el camino de alcanzar el empleo que ella quería.

Lo más importante que hay que trabajar con una persona que se encuentra en una circunstancia de baja autoestima, es hacer que vuelva a creer en ella misma y en sus capacidades. Sin esto, la búsqueda de empleo se convierte en un camino mucho más duro.

Cuando dejas de creer en ti, ¿Cómo vas a convencer a los demás de que lo hagan?
Esto se refleja en la manera de presentarnos a nuestros contactos y en cómo desarrollamos las entrevistas. Tomar de nuevo conciencia de la valía que tenemos, de lo que somos y lo que podemos aportar, es fundamental para no tirar la toalla y sentirnos completamente abatidas.

 

 

¿Cómo reforzar la creencia en nosotras mismas?

Muchas veces esto no se puede hacer a solas y tienes que acudir a un experto que te acompañe a remontar el vuelo, a motivarte, a creer en ti y a crear una actitud positiva hacia una misma.
Pero, aunque haya una persona que te empuje a ello, la mayor parte de trabajo lo tienes que hacer tú.

Lo primero es recordar tu vida profesional y personal. Siempre es muy bueno, ponerse en situación de aquellos momentos vividos que fueron muy positivos para ti. 
Yo le llamo “Los logros y buenos resultados de tu vida”. Es cierto, que cuando mando hacer este ejercicio a mis clientas, la primera reacción que tienen es que no saben o no recuerdan que logros han hecho a lo largo de su carrera profesional.

Pero para ello, es importante tomarte momentos de tranquilidad con un lápiz y papel, y pensar en diferentes situaciones en cada una de las experiencias profesionales. Los proyectos en los que hemos participado, las mejoras que hemos podido hacer dentro de nuestro puesto de trabajo, o dentro de nuestro departamento. Las colaboraciones que hemos podido tener con otros departamentos o áreas de la empresa.

Desde pequeñas, nos hemos habituado a que sean los demás quienes nos recompensen por lo que hacemos bien, que sean los demás quienes nos feliciten y aprueban nuestros esfuerzos. No nos cuesta trabajo reconocer los éxitos y logros de los demás, pero en cambio nos cuesta ver los propios y felicitarnos por ello.

Parece que quién está reconociendo sus éxitos y expresándolos está siendo una engreída y vanidosa, pero nada más lejos de esto. Tus éxitos no solo han sido tuyos, sino que has ayudado a mejorar con ellos y has generado beneficios en las empresas en las que has trabajado. De ahí, que tengas que ponerlos en valor, porque será la manera de demostrar lo que vales y marcar la diferencia con el resto.

Así que, identifica experiencia a experiencia, todo aquello que hay que destacar cómo importante y que ha sido un buen resultado en el desempeño de tus funciones.
Este ejercicio te ayudará a darte cuenta de todos los buenos resultados que has realizado en tus años de experiencia, y, por tanto, te va a empoderar a la hora de enfrentarte a las diferentes barreras o dificultades con las que te encuentres en tu búsqueda de empleo.

Toda esa lista de logros y éxitos debes tenerlos bien fijados en tu mente, para recordarte lo buena profesional que eres y cómo trabajas. Es una manera de mantener tu autoestima a raya.

 

¿Cómo hacer que los demás crean en mí?

 

La manera que los demás pueden creer en ti, es cuando muestras seguridad en ti misma y crees en todo lo que estás diciendo y expresando.

 

Tener una buena imagen de ti, conocer perfectamente tus fortalezas y tus áreas de debilidad a mejorar, hablar de ti con pasión y mostrar que tu profesión es lo que más te gusta hacer. Te dejo aquí mi artículo sobre análisis DAFO, por si necesitas trabajar tus fortalezas y debilidades.

Si tienes claro todo esto, podrás hacer que cualquiera crea en ti como profesional y como persona.

 

Pero tienes que ser tú la primera que crea en tus fortalezas para poder desempeñar el puesto de la mejor manera. Tienes que ser tú la que hable con pasión de todo lo que ha logrado en su vida, de las capacidades que tienes y que has aprendido y puesto en practica a lo largo de los años, y del amor que tienes por lo que haces.

Os voy a poner un ejemplo, las Charlas TedX español. Los ponentes de estas charlas hablan con pasión de sus experiencias. Nos cuentan como han hecho cambios en sus vidas, como han logrado resultados positivos o como ha impactado su trabajo en otras personas o proyectos.

Importa mucho no solo lo que cuentas a alguien sobre ti, sino como lo cuentas.
Tienes que tener muy claro los argumentos de peso que va a tener tu discurso a la hora de que los demás crean en ti, pero también tienes que ponerle pasión y credibilidad en como lo expresas.

Piensa en todo lo que puedes ofrecer de valor a través de tus competencias, tus experiencias y tus logros; y expresarlo de la manera más convincente y apasionada. Mostrando tu historia como única e irrepetible. Dando las mejores pruebas de que tú eres la única candidata para ocupar ese puesto.

 

No perder de vista tu objetivo

Después de tener bien entrenado tu autoestima, el conocimiento que tienes de tus logros, la manera de presentarte y convencer como profesional, tienes que seguir trabajando en tu objetivo. Este tiene que estar presente en tu mente y convertirse en tu obsesión.

 

Ya sabes que el camino no es fácil y que los obstáculos, rechazos y negativas van a aparecer. Pero tienes que seguir creyendo en ti y en que lo vas a conseguir. Vas a alcanzar el objetivo que te has propuesto.

Posiblemente tendrás que modificar algunas de las condiciones o pretensiones que fijaste en tu planificación de partida, posiblemente tendrás que buscar alternativas y hacer muchos más contactos de los que tienes. Pero nunca hay que dejar de ser perseverante y de no perder la paciencia.

Hablo de perseverancia y paciencia no como dos palabras que pueden aparecer en un slogan o una frase motivacional. Hablo de ellas como dos conceptos necesarios para mantenerte en pie cuando los momentos no sean buenos.

La desesperación lleva a desmotivar, a no encontrar salida, o no buscar soluciones o no ver con claridad que otras cosas u opciones podrías hacer.

El mercado de trabajo no está para tirar cohetes y a determinadas edades tenemos muchos más obstáculos. Pero nunca dejes mientras tanto de formarte y de hacer muchos contactos que te puedan echar una mano.

Hablando de contactos, los puedes tener a nivel personal pero también tienes que tener contactos con un objetivo profesional.

Hoy en día, LinkedIn es la red profesional que mejor funciona y dónde los técnicos de selección, empresas y head-hunter buscan candidatos.

Es imprescindible que tu perfil LinkedIn esté al día y lo explotes al máximo. Es otra de las fases que trabajo con mis clientes en su búsqueda de empleo o cambio de empresa. Trabajamos el perfil en LinkedIn y el desarrollo de contactos profesionales.

 

Si aun no tienes un buen perfil y no lo estás utilizando, aquí te dejo el enlace de mi guía LinkedIn para que te la puedas descargar.

Y si necesitas que te acompañe en tu búsqueda de empleo aquí te dejo el enlace Búsqueda de Empleo.

 

 

 

 

¡Qué tengas una feliz semana!

Un abrazo

Ana – Mujer Expat

Deja un comentario